Análisis de la Ley de Presupuesto 2019

Un balance de la gestión de Cambiemos según su versión de los hechos

Por Gabriel Martínez (*)
A fines de 2018, el Poder Ejecutivo presentó al Congreso Nacional el proyecto de Presupuesto para el ejercicio 2019 que, como es habitual, incluye un conjunto de estimaciones macroeconómicas y fiscales que dan cuenta de lo que sería el último año de la administración de la Alianza Cambiemos, que inició en diciembre de 2015. De esta manera, el documento nos permite tener una visión global de la totalidad de la gestión macrista, tanto en sus aspectos macroeconómicos como en particular en el campo de las políticas educativas. Señalamos aquí apenas algunos de los principales aspectos.
La actividad económica

El presupuesto 2018 preveía un crecimiento real del PBI de 3,5%, que finalmente fue una disminución del 2,4%. Para 2019 se espera otra caída de 0,5% del PBI, aunque el FMI ya adelantó que la recesión será mucho mayor. En cualquier caso, considerando 2016 y 2017, podemos concluir que el gobierno finalizará su mandato con un PBI en términos reales de al menos 1,9% inferior al del 2015 y un PBI per cápita que será un 6% menor al existente al iniciarse el gobierno de Cambiemos.


Inflación

Se reconoce el fracaso de la política antiinflacionaria llevada adelante por la gestión económica. La inflación 2018 fue de 47,6% (punta a punta) y 34,3% (promedio), cuando inicialmente se había previsto que sería de entre 8/12% (meta fijada por el Banco Central), o del 15,7% (promedio anual, estimado por el Ministerio de Hacienda). Para 2019 se prevé una inflación “punta a punta” de 23% (diciembre de 2019 contra diciembre de 2018) y “promedio anual” de 34,8%.


El FMI

Durante los primeros años de gestión, el macrismo sostuvo una política irresponsable de rápido endeudamiento, pero la poca sustentabilidad de la política económica macrista fue advertida por los mercados internacionales que abruptamente dejaron de comprar los bonos emitidos. Ahora, el equipo económico afirma en el Proyecto de Ley: “La reversión del financiamiento externo nos obligó a recurrir a fuentes alternativas, como el FMI y otros organismos multilaterales, y a reducir más rápidamente los déficit tanto fiscal como de cuenta corriente”.


Déficit Cero

El gobierno de Cambiemos acentúa la prédica en pos del equilibro fiscal; sin embargo, la disminución de los impuestos dirigidos a los sectores más poderosos (impuesto a la riqueza, retenciones a la exportación), dispuesta al inicio de la gestión y la caída de la recaudación producto de la recesión generada, no hicieron más que aumentar el déficit primario. Ahora se anuncia “déficit (primario) cero” para el año que viene, el que se espera lograr con un brusco ajuste presupuestario tratando de ocultar que de todas maneras las cuentas del Estado estarán en total desequilibro, debido al creciente peso de la deuda en el presupuesto estatal.


¿Cuál es la política del gobierno respecto de la educación?

Por efecto de la reestimación del cuadro macroeconómico para 2018 (la inflación fue mucho mayor a la prevista), se blanquea que la participación del gasto nacional en educación y cultura fue de 1,35% (y no 1,65%, como se sostenía anteriormente), con lo cual se profundiza el cambio de tendencia creciente en la inversión en educación y cultura que se había manifestado entre 2007-2015. Pero para 2019, se plantea expresamente y desde el inicio, acelerar el proceso de desfinanciamiento del sector educativo, bajando la inversión en Educación y Cultura a 1,25%; el nivel de inversión más bajo en una década.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Hacienda y Proyecto de Presupuesto 2019.


Las políticas de formación docente

Las políticas nacionales de formación docente comprenden a los Institutos Superiores de Formación Docente (ISFD) de gestión estatal y privada. Los recursos presupuestarios para este fin se asignan al programa “Acciones de Formación Docente”, gestionado desde el INFOD. Para 2019 este instituto contará con una asignación de $ 1.087 millones, lo que representa un 21,5% menos que en 2018, en términos nominales. Sin embargo, este achicamiento no empezará este año. Si lo vemos en términos reales observamos que desde la llegada del macrismo al poder, el presupuesto del INFOD no ha dejado de caer. Desde 2015 la caída llegó a 65%, si lo medimos en términos de su participación en el PBI.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Hacienda y Proyecto de Presupuesto 2019.


Principales programas educativos 2018 – 2019

En la presentación de los resultados del operativo Aprender 2017, el presidente Mauricio Macri inició su discurso diciendo: “No hay nada que logre mejor igualdad de oportunidades que la buena educación, especialmente la educación pública de calidad”. Sin embargo, en el presupuesto 2019, Educación y Cultura sufre fuertes recortes.

Fuente: elaboración propia en base a datos del Ministerio de Hacienda.
admin

descargar PDF