Cimentando MEMORIAS en las escuelas

Cimentando MEMORIAS en las escuelas

A través de un proceso de trabajo colaborativo, la Secretaría de Derechos Humanos y el Instituto de Capacitación e Investigación de los Educadores de Córdoba, de UEPC, junto al Espacio para la Memoria y Promoción de los Derechos Humanos La Perla, produjeron el libro “La Escuela construye memorias. A 40 años del golpe, de eso sí se habla”. La publicación pone en común una serie de experiencias pedagógicas que abordan lo ocurrido en el país durante la última dictadura cívico-militar.

Durante más de dieciocho meses, docentes de toda la provincia participaron en diversas instancias de trabajo y formación, con el propósito de socializar experiencias pedagógicas que hayan abordado lo ocurrido en nuestro país durante la última dictadura cívico militar. En el marco de ese ancho proceso, constituido por búsquedas y reflexiones pedagógicas colectivas e individuales, tuvo su origen el libro “La escuela construye memorias. A 40 años del golpe, de eso sí se habla”.

La escuela construye memoriasLa iniciativa se inscribe en un marco de trabajo que viene desarrollándose desde hace años en Córdoba y refleja diversos modos en que escuelas y docentes se han apropiado de lineamientos educativos propuestos por las políticas públicas, para fortalecer una formación ciudadana comprometida con la justicia, la participación y la igualdad.

“La Escuela construye memorias…” reúne y socializa más de treinta prácticas educativas sobre el pasado reciente, desplegadas en la provincia de Córdoba. Se trata de experiencias diversas y novedosas, que reflejan múltiples apropiaciones desde los colectivos escolares de lo propuesto por las políticas públicas en torno a los Derechos Humanos, Memoria, Verdad y Justicia.

En el libro se exponen trabajos provenientes de Córdoba Capital, Río Cuarto, Idiazábal, Villa María, San Francisco, Villa Dolores, Pilar, Laguna Larga, Carlos Paz, Alta Gracia, Luca, Totoral, Santa Rosa de Calamuchita, Anizacate, Río Tercero, Oncativo, Villa Huidobro y Leones. Los relatos publicados exponen trabajos didácticos innovadores, con variados recursos y estrategias fuertemente vinculadas con los contenidos curriculares. A través de sus lecturas, se visualizan modos participativos de relación con el saber, donde los estudiantes toman la palabra, buscan información, comparten e intercambian sus puntos de vista.

En esa dirección, es posible encontrar las visitas y reflexiones realizadas en los espacios de memoria, la producción de revistas escolares, los desarrollos literarios, los análisis de canciones, las películas y las imágenes; pero también modos muy interesantes y sustantivos de trabajo escolar con sus comunidades, mediante la realización de murales, la creación de bosques de la memoria, la invitación a exdetenidos a dialogar con estudiantes y docentes y la organización de ciclos de cine al aire libre. Entre las páginas del libro es posible reconocer la manera en que algunos tópicos silenciados y negados durante años por el currículum, comienzan a ser resignificados e incorporados al núcleo duro de una formación ciudadana comprometida con la justicia y la igualdad.

Un aspecto relevante que contiene la publicación es la variedad en puntos de vista desde los cuales se abordan los derechos humanos y el pasado reciente de Argentina. Esta variedad de miradas permite reconocer numerosos avances, producidos luego de la incorporación de los estudios sobre el pasado reciente como eje transversal desde el nivel inicial hasta la formación docente, en espacios curriculares muy distintos entre sí, como Historia, Literatura, Teatro, Artes visuales, Dibujo y/o Patrimonio cultural, entre otros.

La escuela construye memoriasAdemás de la puesta en común de las experiencias, el libro incluye algunos aportes muy valiosos, entre los que se destacan textos de María Teresa Andruetto y Graciela Bialet, que ayudan a pensar la potencia de la literatura como herramienta para indagar nuestra memoria política, cultural y social.

Una mención aparte merece la colaboración de Estela de Carlotto, quien participó con un texto que despliega una serie de profundas reflexiones para pensarnos como docentes, con la responsabilidad de trasmitir un legado tan significativo como es la lucha de nuestra sociedad por Memoria, Verdad y Justicia.

A continuación, a modo de invitación a la lectura de toda la publicación, reproducimos las palabras de Estela de Carlotto que se incluyen en el libro “La escuela construye memorias. A 40 años del golpe, de eso sí se habla”.

La escuela construye memorias