Recreando las apuestas por la formación en TIC

Recreando las apuestas por la formación en TIC

El Instituto de Capacitación e Investigación (ICIEC), de UEPC, ha desarrollado en los últimos años una sólida política de formación en TIC, con propuestas y experiencias de trabajo que promueven su incorporación en las propuestas pedagógicas.

La incorporación de las TIC en las escuelas ha generado, en las últimas décadas, importantes debates sobre su relevancia en la enseñanza y la formación de los estudiantes. Para UEPC, las TIC no deben reducirse a una cuestión instrumental sobre manejo de herramientas informáticas, sino que deben incorporarse críticamente como parte de las múltiples alfabetizaciones sobre las cuales que debe trabajar.

Por ello, para 2015, UEPC encara un nuevo desafío en la formación en TIC. Esta vez, dando un salto cualitativo y superador. Por un lado, con la creación y puesta en funcionamiento de un aula móvil, equipada con alta tecnología digital (ver infografía), para enriquecer las propuestas de formación docente en cualquier rincón de la provincia. El aula digital móvil posibilitará desarrollar actividades de apoyo a proyectos escolares, mediante el trabajo con programas y software de libre acceso creados por el Programa Conectar Igualdad -como por ejemplo el Huayra-, que permiten también, acceder a recursos y actividades didácticas en diferentes áreas de conocimiento.

Por otro lado, y de manera complementaria, el Instituto de Capacitación e Investigación se propone un giro y profundización en términos de conceptualización de la formación en TIC. Por ello, se firmará un convenio con la Fundación Sadosky y sus programas Vocaciones en TIC y Program.Ar., que dependen del Ministerio de Ciencia y Técnica de la Nación y se realizarán acciones conjuntas con el proyecto UNC++, que depende de la Universidad Nacional de Córdoba. Con estas articulaciones interinstitucionales, se pretende promover el uso, incorporación y apropiación pedagógica de las nuevas tecnologías, en el marco de propuestas de enseñanza donde docentes y estudiantes sean protagonistas y creadores de tecnología desde la programación.

“De este modo, las TIC comienzan a ser incorporadas como instrumentos mediadores de las prácticas de enseñanza en dispositivos de formación, que se alejan de pensar la relación con los docentes en términos de déficit de saber y comienzan a ensayar alternativas que logran mayor igualdad educativa”, concluyen desde el Instituto. “Nos interesa que docentes y estudiantes experimenten desafíos vinculados al enseñar y aprender conjuntamente con TIC, sin que ello implique diluir sus diferencias de posición, saberes y expectativas. Comenzar a construir memoria pedagógica sobre las TIC constituye también, una referencia necesaria para mejorar críticamente las propuestas a futuro”.

Program.AR

Otra relación con la tecnología es posible

En una época en la que el voto electrónico y sus polémicas asociadas están a la vuelta de la esquina y en la que más del 30% del valor de un automóvil eléctrico está en electrónica y computación, ¿con qué herramientas contamos para deconstruir los discursos de los expertos y saber si realmente son o no “expertos”?

Incluso en temas más mundanos, como la “nube” en la que supuestamente están nuestros datos, los virus que infectan nuestras computadoras, o el simple entendimiento de cuáles son los mecanismos por los que el buscador encuentra en fracciones de segundos justo la página que necesitamos entre las miles de millones disponibles, ¿cómo podemos analizar críticamente la información que recibimos, cómo podemos opinar informadamente sobre estos temas?

La Iniciativa Program.AR del Estado Nacional busca dar la discusión sobre cuál es la manera en la que la escuela argentina debe prepararnos para estos desafíos. En particular, creemos que además de enseñar a usar herramientas de oficina, que les servirán para cualquier trayecto posescolar que encaren, además de profundizar el uso de tecnología para lograr saberes más profundos en el resto de las asignaturas, nuestros alumnos y alumnas deben profundizar sus conocimientos sobre Ciencias de la Computación. Esta disciplina, al igual que tantas otras, se aprende en gran parte, haciendo, y por eso proponemos como núcleo troncal la enseñanza de la programación.

Este debate debe ser amplio y la participación de los docentes, a través de sus instancias de representación gremial, es clave para generar propuestas que encuentren ese difícil equilibrio entre empujar una agenda de innovación y comprender las realidades del aula. Por eso, es con mucha alegría que la Fundación Sadosky, dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación suscribe un convenio de colaboración con la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba, que permitirá potenciar las actividades, que tanto la UEPC como la Fundación vienen realizando en la provincia, en cooperación con la Universidad Nacional de Córdoba.

Con una cobertura de casi 5 millones de computadoras en todo el territorio nacional, gracias al Programa Conectar Igualdad, podemos considerar saldada la brecha digital de primer orden que refiere al acceso, y encarar la de segundo orden, la que separa a los que pueden “hablar” el lenguaje de la programación de los que no.

Sirva esta breve nota para invitar a todos los colegas docentes a “mirar dentro de la caja negra”, e inscribirse en los cursos de introducción a la programación y su didáctica que ofreceremos conjuntamente. Todos los niños y las niñas tienen derecho a aprender a programar, todos nosotros tenemos la potencialidad de habilitar ese derecho.

Santiago Ceria, Director Ejecutivo. Fundación Dr. Manuel Sadosky. Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. Program.AR Otra relación con la tecnología es posible.